0 comentarios / Publicado en por HAUSKAA S.A. de C.V.

Cuando hablamos de un estilo nórdico, nos imaginamos un ambiente un poco frío y demasiado blanco, liso y algo minimalista, pero puede ser acogedor y más cálido de lo que te imaginas.

Aclaramos que este estilo no es frío ni minimalista, es todo lo contrario. Crea ambientes acogedores y sobre todo con mucha calidez que ayudan al frío en los países en donde las temporadas de invierno son muy altas.

Te diremos algunas claves de diseño que harán que ese espacio nórdico sea aún más acogedor de lo que crees.

#1 El poder de la luz

Siempre hacemos hincapié en que la luz es un arma muy poderosa en todos los espacios y en lo que se refiere a crear un ambiente cálido, sabemos que la magia de la iluminación puede hacer la diferencia.  

Te recomendamos colocar focos con luz cálida, por ningún motivo coloques luces en tonalidades blancas, ya que tienden a ser demasiado frías. Otro punto importante es que crees varios puntos focales de luz y no solamente uno, eso te ayudará a que tu espacio sea aun más confortable.

#2 Blanco

Como comentamos al iniciar este post, el color blanco es una característica que define al estilo escandinavo. Sin duda en la paleta de color está primero este color y principalmente se usa en las paredes, techos, suelos o muebles.

Aunque claro, no se trata de llenar tu casa de color blanco. Podemos optar por utilizar el blanco como base y de ahí colocar algún color oscuro, ya que al contrastar el blanco con otros tonos quedarán muy bien. ¡Arriésgate en el diseño!

#3 Naturalidad

Cuando de lo natural se trata, es el estilo perfecto, ya que hace que se fleje más la naturaleza en todos sus ambientes. Una de las maneras más habituales de lograr un espacio natural es agregando plantas o flores.

Aunque por supuesto que no es la única opción, puedes agregar materiales como madera, piedra, fibras vegetales, etc… Crea contrastes con texturas, te recomendamos utilizar lino, lana o algodón para dar mayor calidez a tus espacios.

#4 Detalles

Los detalles siempre harán la diferencia en los interiores. Piensa los detalles que coloques hasta en la mesa o en cada rincón como un jarrón o flores, plantas. Eso hará que tu casa se vea más natural y bonita.

Ahora ya sabes qué tips no debes de dejar pasar para que tu casa o departamento tenga un estilo nórdico muy cálido.

 

 

 

 

 

Cuando hablamos de un estilo nórdico, nos imaginamos un ambiente un poco frío y demasiado blanco, liso y algo minimalista, pero puede ser acogedor y más cálido de lo que te imaginas.

Aclaramos que este estilo no es frío ni minimalista, es todo lo contrario. Crea ambientes acogedores y sobre todo con mucha calidez que ayudan al frío en los países en donde las temporadas de invierno son muy altas.

Te diremos algunas claves de diseño que harán que ese espacio nórdico sea aún más acogedor de lo que crees.

#1 El poder de la luz

Siempre hacemos hincapié en que la luz es un arma muy poderosa en todos los espacios y en lo que se refiere a crear un ambiente cálido, sabemos que la magia de la iluminación puede hacer la diferencia.  

Te recomendamos colocar focos con luz cálida, por ningún motivo coloques luces en tonalidades blancas, ya que tienden a ser demasiado frías. Otro punto importante es que crees varios puntos focales de luz y no solamente uno, eso te ayudará a que tu espacio sea aun más confortable.

#2 Blanco

Como comentamos al iniciar este post, el color blanco es una característica que define al estilo escandinavo. Sin duda en la paleta de color está primero este color y principalmente se usa en las paredes, techos, suelos o muebles.

Aunque claro, no se trata de llenar tu casa de color blanco. Podemos optar por utilizar el blanco como base y de ahí colocar algún color oscuro, ya que al contrastar el blanco con otros tonos quedarán muy bien. ¡Arriésgate en el diseño!

#3 Naturalidad

Cuando de lo natural se trata, es el estilo perfecto, ya que hace que se fleje más la naturaleza en todos sus ambientes. Una de las maneras más habituales de lograr un espacio natural es agregando plantas o flores.

Aunque por supuesto que no es la única opción, puedes agregar materiales como madera, piedra, fibras vegetales, etc… Crea contrastes con texturas, te recomendamos utilizar lino, lana o algodón para dar mayor calidez a tus espacios.

#4 Detalles

Los detalles siempre harán la diferencia en los interiores. Piensa los detalles que coloques hasta en la mesa o en cada rincón como un jarrón o flores, plantas. Eso hará que tu casa se vea más natural y bonita.

Ahora ya sabes qué tips no debes de dejar pasar para que tu casa o departamento tenga un estilo nórdico muy cálido.

 

 

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

Todos los comentarios del blog se revisan antes de publicar