0 comentarios / Publicado en por HAUSKAA S.A. de C.V.

Actualmente todos queremos ser personas sanas. Claro muchas veces depende mucho en el mood en el que estés, pero definitivamente cosechar tus propios alimentos, ayudará a cuidar tu salud y sobre todo a reducir los gastos en tu hogar. Así que, si eres de esas personas que les encanta comer saludable y sobre todo ahorrativas, te recomendamos que sigas leyendo este post.

Una idea interesante es tener y cosechar nuestros propios alimentos así podrás tener acceso a ingredientes orgánicos y sobre todo frescos. Aunque muchas veces podemos conseguir ingredientes que son “100 % orgánicos”, no podemos asegurarnos de que así lo sean, por eso crear tu propio huerto puede ser la mejor opción para quitarte esa duda.

Sabemos que puede sonar un poco complicado eso de “cultivar”, ya que muchas veces eso suena a que necesitas muchísimo espacio o lo peor, herramientas con las que no cuentas para cultivar y armar tu propio huerto en casa.

Para este proceso necesitamos tener un poco claro algunos conceptos para empezar tu huerto en casa, cuidados, cuidados para tu salud y finanzas.

Fotografía Vía Pinterest

#1 Crea el espacio ¡Delimítalo!

Como te dijimos, no es necesario tener un gran espacio, pero si lo tienes, antes de que comiences a cavar hoyos por toda el área, deberás de planear.

Toma en cuenta que depende del espacio que tengas, podrás cultivar todo lo que quieras, empieza a delimitar el área con algunos elementos decorativos. Elige los materiales con los que construirás los soportes para las macetas donde vayas a poner tu huerto.

Recuerda que puedes reutilizar algún objeto y restaurarlo para poder ocuparlo como maceta en tu hermoso huerto en casa.

Fotografía Vía Pinterest

#2 ¡Evita fertilizantes y pesticidas químicos!

Si queremos que nuestros productos sean orgánicos deben de estar libres de cualquier químico. La preparación de la tierra es súper importante para que tu huerto pueda crecer en casa, la tierra debe de ser fértil y tener un buen drenaje.

Lo más importante es que debes reciclar todos esos residuos orgánicos que salgan de tu hogar, ya que serán un abono con nutrientes que la tierra necesita para que tus plantas crezcan sanas y hermosas.

Fotografía Vía Pinterest

#3 Luz y temperatura.

Muchas plantas deben de estar expuestas a la luz y un huerto no es la excepción, debes de tomar en cuenta este paso. ya que un huerto debe de contar con mucha luz natural el mayor tiempo posible.

Recuerda que también puedes optar por alguna tela o malla para invernadero que te ayudará a controlar la luz y temperatura que necesitan tus plantas.

Fotografía Vía Pinterest

#4 ¡Mezcla las plantas!

Así es, así como lo lees. la mayoría de las hortalizas y árboles frutales crecen mejor juntas, es decir, si mezclas dos cultivos diferentes pueden protegerse la una a la otra ante las plagas y contribuyen a mejorar la salud del huerto.

Si tienes un espacio limitado, busca frutas auto fértiles como los duraznos, cerezas, limones y otra variedad de vegetales como apio, lechuga romana, jengibre o hierbas aromáticas.

Fotografía Vía Pinterest

#5 Apunta todo

Cada una de las plantas tiene su tiempo de crecimiento y de cosecha. Anota los avances de cada una de ellas con observaciones, ideas y datos, esto te ayudará a modificar o mejorar tu proyecto ecológico.

Fotografía Vía Pinterest

¡No tengas miedo de ensuciarte las manos! Y recuerda que la paciencia y la perseverancia son muy importantes, ya que el crecimiento es lento, pero seguro verás frutos muy pronto.

 

Actualmente todos queremos ser personas sanas. Claro muchas veces depende mucho en el mood en el que estés, pero definitivamente cosechar tus propios alimentos, ayudará a cuidar tu salud y sobre todo a reducir los gastos en tu hogar. Así que, si eres de esas personas que les encanta comer saludable y sobre todo ahorrativas, te recomendamos que sigas leyendo este post.

Una idea interesante es tener y cosechar nuestros propios alimentos así podrás tener acceso a ingredientes orgánicos y sobre todo frescos. Aunque muchas veces podemos conseguir ingredientes que son “100 % orgánicos”, no podemos asegurarnos de que así lo sean, por eso crear tu propio huerto puede ser la mejor opción para quitarte esa duda.

Sabemos que puede sonar un poco complicado eso de “cultivar”, ya que muchas veces eso suena a que necesitas muchísimo espacio o lo peor, herramientas con las que no cuentas para cultivar y armar tu propio huerto en casa.

Para este proceso necesitamos tener un poco claro algunos conceptos para empezar tu huerto en casa, cuidados, cuidados para tu salud y finanzas.

Fotografía Vía Pinterest

#1 Crea el espacio ¡Delimítalo!

Como te dijimos, no es necesario tener un gran espacio, pero si lo tienes, antes de que comiences a cavar hoyos por toda el área, deberás de planear.

Toma en cuenta que depende del espacio que tengas, podrás cultivar todo lo que quieras, empieza a delimitar el área con algunos elementos decorativos. Elige los materiales con los que construirás los soportes para las macetas donde vayas a poner tu huerto.

Recuerda que puedes reutilizar algún objeto y restaurarlo para poder ocuparlo como maceta en tu hermoso huerto en casa.

Fotografía Vía Pinterest

#2 ¡Evita fertilizantes y pesticidas químicos!

Si queremos que nuestros productos sean orgánicos deben de estar libres de cualquier químico. La preparación de la tierra es súper importante para que tu huerto pueda crecer en casa, la tierra debe de ser fértil y tener un buen drenaje.

Lo más importante es que debes reciclar todos esos residuos orgánicos que salgan de tu hogar, ya que serán un abono con nutrientes que la tierra necesita para que tus plantas crezcan sanas y hermosas.

Fotografía Vía Pinterest

#3 Luz y temperatura.

Muchas plantas deben de estar expuestas a la luz y un huerto no es la excepción, debes de tomar en cuenta este paso. ya que un huerto debe de contar con mucha luz natural el mayor tiempo posible.

Recuerda que también puedes optar por alguna tela o malla para invernadero que te ayudará a controlar la luz y temperatura que necesitan tus plantas.

Fotografía Vía Pinterest

#4 ¡Mezcla las plantas!

Así es, así como lo lees. la mayoría de las hortalizas y árboles frutales crecen mejor juntas, es decir, si mezclas dos cultivos diferentes pueden protegerse la una a la otra ante las plagas y contribuyen a mejorar la salud del huerto.

Si tienes un espacio limitado, busca frutas auto fértiles como los duraznos, cerezas, limones y otra variedad de vegetales como apio, lechuga romana, jengibre o hierbas aromáticas.

Fotografía Vía Pinterest

#5 Apunta todo

Cada una de las plantas tiene su tiempo de crecimiento y de cosecha. Anota los avances de cada una de ellas con observaciones, ideas y datos, esto te ayudará a modificar o mejorar tu proyecto ecológico.

Fotografía Vía Pinterest

¡No tengas miedo de ensuciarte las manos! Y recuerda que la paciencia y la perseverancia son muy importantes, ya que el crecimiento es lento, pero seguro verás frutos muy pronto.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

Todos los comentarios del blog se revisan antes de publicar